Atrapadas en el fuego cruzado: reseña sobre la Autobiografía de Malcolm X contada por Alex Haley

Fátima Pacheco Hurtado

“If you see somebody winning all the time, he isn’t gambling, he’s cheating.”1 Entonces si ves a alguien que siempre pierde es porque le están haciendo trampa. La mujer negra ha sido el pilar de la sociedad norteamericana desde mucho antes que naciera la nación que hoy existe y, sin embargo, es el grupo más violentado y menospreciado, esto nunca me había quedado más claro que leyendo a Malcolm X. La Autobiografía de Malcolm X contada por Alex Haley es un recuento de la vida de este líder tan controversial. En ella se explora desde su niñez y vida criminal, hasta su conversión al islam y su trayectoria como ministro. En mi lectura, el hilo conductor es la opresión que sufren las mujeres negras en todos los espacios que habitan.

Por mucho tiempo, los movimiento de mujeres han estado profundamente segregados; las mujeres blancas han contribuido de manera activa a la opresión de la raza negra desde los tiempos de la esclavitud y aunque hay feminismos que buscan crear espacios donde las mujeres negras y sus problemas sean bienvenidos, todavía existen muchos problemas fundamentales en el feminismo en temas raciales. Por otra parte, dentro de las comunidades negras también existe una opresión innegable por motivos de género. Al no ser una persona negra, generalmente no me atrevería a discutir este segundo espacio; sin embargo, me parece imposible hablar sobre la historia que cuenta Malcolm X en este libro sin mencionar como siempre en el fondo del relato están las mujeres negras recibiendo lo peor que el mundo puede ofrecer.

Cuando el movimiento de derechos civiles comienza a mediados del siglo XX, Estados Unidos tiene que voltear a ver el gran problema racial que tiene. De la boca de grandes oradores como Martin Luther King se escuchan los reclamos de la comunidad afroamericana. A pesar de que en muchos lugares hay un gran rechazo al movimiento, también hay muchos que comienzan a cuestionar las estructuras sociales y el profundo racismo que se vive en el país. El “sueño” de un país integrado donde las razas puedan convivir en paz se vuelve el ideal del progreso, sin embargo, no todos pensaban igual. Cuando la famosa marcha en Washington sucede, la comunidad musulmana en Estados Unidos llevaba varios años consolidándose y creciendo. Esta estaba integrada por personas negras que rechazaban las ideas de integración y convivencia pacífica, la figura más famosa de este grupo era Malcolm X.

Este libro lo escribe Alex Haley después de la famosa entrevista que le realizó a Malcolm X para la revista Playboy. Malcolm X habla sobre la desconfianza que le tenía a la prensa en esa época porque nunca escribían lo que él realmente decía, pero su experiencia con Haley para Playboy fue diferente, esto hace que acceda contarle su historia para un libro. La intención del libro en un inicio era dar a conocer las enseñanzas de Elijah Muhammad, líder de la organización religiosa en la que Malcolm era ministro: La Nación del Islam. Sin embargo, en el proceso hay un rompimiento entre los dos hombres y con esto cambia completamente el mensaje del libro. Malcolm deja de explicar las enseñanzas de Elijah Muhammad y comienza a contar su historia.

Malcolm nació en Nebraska en 1925. Abre el libro contando como cuando su mamá estaba embarazada de él, miembros del Ku Klux Klan fueron a su casa a amenazarla para que se fueran de ahí debido a la doctrina de su padre, un ministro bautista.2 La primera parte del libro Malcolm habla de su infancia, la cual inevitablemente engloba la violencia doméstica que sufre su mamá dentro del matrimonio y el infierno que enfrenta después de que su esposo muere. El Estado destruye a la familia y Louisa, su madre, termina en un hospital psiquiátrico después de años de pobreza y resistencia. Conforme la historia de Malcolm avanza vamos conociendo a muchas mujeres negras cuyos destinos no son mejores que el Louisa. Uno de los personajes más interesantes en esta historia es Ella, su media hermana, a quien Malcolm admira, pero de quien solo habla cuando se encuentra en problemas y necesita ayuda.

Prostitutas

“The white woman wanted to be comfortable, she wanted to be looked upon with favor by her own kind, but also she wanted to have her pleasure. So some of them just married a white man for convenience and security, and kept right on going with a Negro. It wasn’t that they were necessarily in love with the Negro, but they were in love with lust-particularly «taboo» lust.”3

Un tema importante, sobre todo cuando habla de sus años de juventud, son las relaciones interraciales, Malcolm sostiene una relación, por muchos años, con una mujer blanca. En el relato explora las dinámicas de poder que existen en este tipo de relaciones. Las mujeres blancas fetichizan a los hombres negros, estos por su parte aumentan su status por traer una mujer blanca en el brazo. El hombre negro y la mujer blanca tienen ambos un poco de privilegio, ya sea por raza o por género y dentro de la relación pueden utilizarlo cuando les es necesario. En el otro extremo, están las relaciones entre mujeres negras y hombres blancos, el contraste entre el privilegio de los hombres y la opresión de las mujeres es imposible de ignorar. En muchas partes del libro se habla sobre cómo la población afroamericana es producto de esta relación entre hombre blanco y mujer negra que casi siempre consistían en violaciones constantes.

En estos años de crimen Malcolm vive en medio de la prostitución y la normalidad con la que se narra la explotación de las mujeres es imposible de ignorar. En una ocasión describe cómo su mejor amigo Sammy lograba ganarse la vida como proxeneta o chulo, debido a que era capaz de destruir la vida de mujeres vulnerables y convertirlas en prostitutas que trabajaran para él.4 Malcolm describe esto como un talento que tiene su amigo para leer y entender a las mujeres. Incluso en el mundo de la prostitución, la historia expone las diferencias entre mujeres blancas y negras no solo en cuanto a pagos, sino también sobre actos y violencia sufrida.

Buenas esposas

Después de esta parte se encuentra el tiempo que Malcolm pasa en la cárcel y su conversión al islam. Este es un periodo en el que su vida cambia, ya que utiliza su tiempo para educarse en historia y religión. Al salir, las relaciones que tiene con mujeres cambian; en más de una ocasión habla acerca de lo peligrosas que pueden ser. Y, aunque también menciona la fortaleza de la mujer negra y tiene varias reflexiones importantes sobre la opresión que estas enfrentan, se puede observar que, aunque el lugar que ocupan en su nueva religión es distinto, pero no necesariamente dejan de estar oprimidas.

No creo que la intención del libro fuera hablar sobre las mujeres negras y, aunque la vida de Malcolm X me parece fascinante, no puedo escribir sobre este libro sin mencionarlas. Esto no es una crítica al sujeto de este libro, pero en el fondo de todas sus historias se encuentran mujeres negras sufriendo. Es algo que no esperaba y no pude ignorar.

Por otra parte, este libro me parece muy importante para entender la complejidad del problema racial en Estados Unidos ya que se puede observar cómo se manifiesta en los diferentes contextos que Malcolm habita. Finalmente, creo que hay una lección importante sobre las organizaciones religiosas, sobre todo los peligros del culto a un líder.

Notas:
1 Alex Haley, The Autobiography of Malcolm X as told to Alex Haley (New York: Ballantine Books, 2015): 16.
2 Haley, The Autobiography of Malcolm X, 1.
3 Haley, The Autobiography of Malcolm X, 99.
4 Haley, The Autobiography of Malcolm X, 103-104.

Bibliografía
Haley, Alex. The Autobiography of Malcolm X as told to Alex Haley. New York: Ballantine Books, 2014.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s