Dignidad y vivienda: hablemos de las personas en situación de calle

Por Esteban Rosado Méndez.

Foto: Gaceta UNAM [Disponible en: https://www.gaceta.unam.mx/personas-en-situacion-de-calle-tragedia-casi-invisible/%5D

María nació en 1985. Solo cuatro años antes de que el gobierno de México firmara y adoptara las metas de la Convención de los Derechos del Niño. En 1993, teniendo ocho años, la violencia que vivía en casa la obligó a caer en situación de calle. En el censo de 1995 la Ciudad de México contabilizó 14,453 infancias viviendo en las calles, María ahora era una de ellas.1

En el espíritu de la Convención, existieron organismos internacionales y de la sociedad civil que hicieron un gran esfuerzo por atender las necesidades de estas personas, pero como en todo programa de acción pública, el alcance fue limitado. Cuando María creció, no pudo obtener documentos de identidad como un pasaporte o una credencial de elector, pues carecía de los requisitos para acceder a ellos. Consecuentemente, esto la aisló de la vida política tanto a nivel local como nacional.

El tipo de discriminación sistemática que María ha sufrido toda su vida no es extraña a las demás personas en esta situación.2 El acceso a una vivienda digna está reconocido como un derecho humano de primera, segunda y tercera generación.3 En las últimas décadas se han sentado las bases legales para atender este grave problema en México. En teoría, éste es un derecho protegido para todas y todos en el artículo cuarto de la Constitución Política de nuestro país.4 Está a su vez reglamentado por la Ley de Vivienda expedida hace dieciséis años, y sitúa este derecho en la agenda pública en congruencia con el artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos y Sociales que México firmó y ratificó desde 1981.5 En otras palabras, en México existe un extenso marco de ley que, en teoría, protege a todas estas personas desde antes de que María naciera.

La vulneración a los derechos humanos de estas personas es grave y alienante, al estar siendo empujadas al margen del tejido social, excluidas de cualquier participación cívica. Existen las reglas pero no el estado de derecho, en México no hay certeza jurídica y la ley es comúnmente ignorada. Encima de lo anterior, la mira pública observa todavía con una lupa de escepticismo a estas personas que sufren del prejuicio de ser consideradas delincuentes o freeriders.6

La Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportan que para 2010 en la Ciudad de México el número de personas en situación de calle es aproximadamente la mitad que en 1995, destacando un bajo porcentaje de infantes.7 Uno incluso podría imaginar que María pudo acceder a buenas prácticas de movilidad social que hoy en día le permiten tener un patrimonio y derechos políticos. Sin embargo, comúnmente no es el caso. ¿Qué pasa realmente con estas personas?

Por un lado, la falta de información es un grave problema para el entendimiento de los fenómenos sociales, y más aún para generar aproximaciones de cómo superar sus retos. Lamentablemente, la manera en que se ha generado la información a partir de estas instituciones oficiales no siempre es comparable, ni confiable de ser el caso. Si bien el ejercicio de inteligencia realizado por estos organismos nos permite saber un aproximado de cuántas personas están en situación de calle, todavía no responde a preguntas fundamentales como: el tiempo que llevan en esta situación, las causas que las orillaron a tal, si tienen familia o algún tipo de empleo, cuáles son sus ingresos, y muchas otras más, como su edad, grupo étnico, origen, etcétera. Como consecuencia de esto, las medidas adoptadas para asistir a las personas en situación de calle han sido ineficientes. El apoyo temporal deja a estas personas en la misma condición en un mediano plazo, por lo tanto, no hay indicios de movilidad social. Consecuentemente, la estructura social obliga a estas personas a reincidir en esta terrible condición.8

Por otro lado, estas personas no solo son privadas de su derecho a la vivienda digna, sino que consigo se añaden otras privaciones: como derechos políticos, sociales, familiares, de privacidad o laborales. Ali Ruíz Coronel, investigadora de la UNAM, afirma que, por ejemplo, en la pandemia se exacerbaron los prejuicios en contra de las personas en situación de calle. Además, se distanciaron de la asistencia social que solían recibir. Muchas de estas personas fueron atacadas, e incluso sus casas en la vía pública fueron quemadas o deterioradas. Eran culpadas socialmente por los contagios cuando en realidad entre ellas había menos transmisión.9

En el último censo realizado en 2020 por el INEGI, la institución organizó un operativo nocturno para poder contabilizar correctamente a estas personas. Se observó que de 5,700 personas en situación de calle alrededor de 1,200 corresponden a la Ciudad de México.10 Un número bajo si lo comparamos con Sao Paulo que registra entre 20,000 y 40,000. Tres grandes variables dificultan este ejercicio. La primera es la movilidad: una persona no está siempre en un solo lugar; la segunda es que en la calle hay gente que está viviendo y trabajando en la calle durante el día, pero que en la noche regresan a sus casas; y la tercera es que hay personas que viven durante el día en la calle pero en la noche duermen en albergues.11

Entonces, se podría decir que no hay una forma de saber qué habrá pasado con María, o bien con ninguna de estas personas. Existen organizaciones como El Caracol, que luchan por la visibilidad e inclusión social de las poblaciones callejeras.12 Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer. Si bien el número de personas en situación de calle se ha reducido significativamente, no tenemos la información disponible para obtener conclusiones certeras sobre este fenómeno, y éste es un grave problema. ¿Cómo podemos desmitificar este problema sin información científica y confiable? ¿Cómo podemos resignificar lo que entendemos por vivienda digna?

Citas

 1 Instituto Nacional Electoral. 2019. Personas en situación de calle, Serie de inclusión, derechos humanos y construcción de ciudadanía. México

2 Ibid.

3 Asamblea General de las Naciones Unidas. 1948. Declaración Universal de los Derechos Humanos. Resolución 217 A (III) París.

4 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 1917. Disponible en: https://www.refworld.org.es/docid/57f795a52b.html accesado el 24 Marzo 2022. México

5 Asamblea General de las Naciones Unidas. 1981. Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. res. 2200A (XXI), 21 U.N. GAOR Supp. (No. 16) p. 49, ONU. s. f. 

6 Instituto Nacional Electoral. 2019. Personas en situación de calle, Serie de inclusión, derechos humanos y construcción de ciudadanía. México

7 Copred. s. f. Personas En Situación De Calle. Disponible en: Https://Copred.Cdmx.Gob.Mx/Storage/App/Uploads/Public/5a1/Ef8/35a/5a1ef835a79ba819774826.Pdf México

8 Barraza, Marcos. 2020. Personas en situación de calle, en la calle. Cooperativa Opinión Salud

9 Cabrera, Ehecatl. 2021. Personas en situación de calle durante la pandemia en la Ciudad de México. Resonancias: Blog del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. Disponible en: https://www.iis.unam.mx/blog/personas-en-situacion-de-calle-durante-la-pandemia-en-la-ciudad-de-mexico/ Ciudad de México.

10 Milenio. 2020. ¿Cuántas personas en situación de calle habitan en CdMx? Inegi responde

11 Anderson, Bárbara. 2021. No hubo casos de covid entre la gente en situación de calle. Yo también. Disponible en: https://www.yotambien.mx/charla-sin-barreras/no-hubo-casos-de-covid-entre-la-gente-en-situacion-de-calle/ Ciudad de México.

12 El Caracol. Disponible en: https://elcaracol.org.mx Consultado el 21 de Marzo de 2022.

Bibliografía

Anderson, Bárbara. 2021. No hubo casos de covid entre la gente en situación de calle. Yo también. Disponible en: https://www.yotambien.mx/charla-sin-barreras/no-hubo-casos-de-covid-entre-la-gente-en-situacion-de-calle/ Ciudad de México.

Asamblea General de las Naciones Unidas. 1948. Declaración Universal de los Derechos Humanos. Resolución 217 A (III) París.

Asamblea General de las Naciones Unidas. 1981. Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. res. 2200A (XXI), 21 U.N. GAOR Supp. (No. 16) p. 49, ONU. s. f. 

Barraza, Marcos. 2020. Personas en situación de calle, en la calle. Cooperativa Opinión Salud.

Cabrera, Ehecatl. 2021. Personas en situación de calle durante la pandemia en la Ciudad de México. Resonancias: Blog del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. Disponible en: https://www.iis.unam.mx/blog/personas-en-situacion-de-calle-durante-la-pandemia-en-la-ciudad-de-mexico/ Ciudad de México.

Gobierno de México. 2022. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 1917. Disponible en: https://www.refworld.org.es/docid/57f795a52b.html accesado el 24 Marzo 2022. Ciudad de México.

Copred. s. f. Personas En Situación De Calle. Disponible en: Https://Copred.Cdmx.Gob.Mx/Storage/App/Uploads/Public/5a1/Ef8/35a/5a1ef835a79ba819774826.Pdf México.

Instituto Nacional Electoral. 2019. Personas en situación de calle, Serie de inclusión, derechos humanos y construcción de ciudadanía. México.

El Caracol. Disponible en: https://elcaracol.org.mx Consultado el 21 de Marzo de 2022.Milenio. 2020. ¿Cuántas personas en situación de calle habitan en CdMx? INEGI responde. Ciudad de México.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s